Acoso escolar o bullying

El acoso escolar, también conocido como bullying, es la humillación, el abuso y la burla que sufre un niño en la escuela por parte de uno o varios compañeros. El maltrato puede ser tanto físico como psicológico, y las intimidaciones suelen ir acompañadas de amenazas, insultos y agresiones reiteradas.

Las víctimas de acoso escolar suelen sufrir en silencio y no comparten sus preocupaciones y miedos con ningún compañero, padre o profesor. Por este motivo, es muy importante que los adultos conozcan los síntomas y los indicios para poder detectar un caso de bullying y actuar a tiempo.

El porcentaje de víctimas que sufren abusos en la escuela es de 2,3 niños por clase. Esta cifra y varios casos de bullying con finales dramáticos han hecho saltar la alarma social, política y educativa. Cada vez hay más escuelas, institutos, asociaciones y organizaciones que trabajan a diario para luchar contra el acoso escolar. Estas comunidades promueven campañas con la finalidad de concienciar a la sociedad sobre la gravedad del asunto. Es responsabilidad de todos luchar contra este tipo de abusos y evitar las consecuencias.

Cómo puede ayudar la Psicología Infantil

Los niños que sufren acoso escolar, a parte las lesiones evidentes que se pueden apreciar como los moratones o los rasguños, sufren otro tipo de daños psicológicos. Los cambios en el comportamiento, la fobia de asistir a clase, el fracaso escolar o la baja autoestima son los principales síntomas que padecen las víctimas del bullying. Además, las pesadillas, la ansiedad o los trastornos gastrointestinales también aparecen como resultado de sufrir acoso escolar.

Los padres y profesores deben estar alerta y analizar si el niño padece varios de estos síntomas. Si es así, no solo se debe tratar el problema en la escuela. La terapia puede ayudarlo a superar sus miedos y traumas derivados de los abusos sufridos en la escuela. El profesional en Psicología Infantil analizará su caso y utilizará métodos para disminuir el daño y potenciar sus habilidades sociales.

La Psicología Infantil también sirve para tratar al agresor. Normalmente, los niños que ejercen acoso tienen un perfil específico. Los problemas sociales, familiares o psicológicos forman parte de su cuadro médico y hay que tratarlos.

Si quieres aprender más sobre psicología infantil, descubre nuestro Máster en Trabajo Social en la Infancia y Adolescencia Experto en Situación de Maltrato Infantil.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies