Hoy en nuestro post hablaremos sobre la ansiedad, un trastorno muy frecuente entre la sociedad actual. Aunque lo padece mucha gente y cada vez es más normal hablar de ello, aún no se discute abiertamente y es considerado un tema tabú en muchos entornos. Lo mejor para tratar este tipo de trastornos es acudir a un especialista y seguir sus recomendaciones. A continuación, te contamos cuáles son las causas y los síntomas de ansiedad más comunes.

Causas

La ansiedad surge cuando se siente angustia por una o varias situaciones. No se puede definir una causa exacta pero hay factores que pueden influenciar en el desarrollo de la ansiedad. Por ejemplo, los profesionales aseguran que los factores biológicos hereditarios y el ambiente familiar influyen en el trastorno.

Otras circunstancias agravantes son la falta de sueño, comer a deshora y los altos niveles de estrés. Hay personas que padecen ansiedad después de un evento traumático o durante una situación de crisis. Otras, desarrollan la patología después de un cambio radical o un golpe muy duro.

Las rutinas y los hábitos de vida de la sociedad han ido cambiando. El ritmo de vida frenético, los horarios, la exigencia y el estrés constante son algunas de las principales causas que han hecho aumentar los trastornos de ansiedad entre la sociedad.

Para tratarla, se deben conocer las causas de la situación, aunque a veces se encuentran en el subconsciente. Cada persona es un caso único, y aunque existen patrones, no hay dos casos iguales. Por este motivo, se debe acudir al especialista para que estudie el caso y encuentre una solución acorde al grado de ansiedad.

Síntomas

Los síntomas de ansiedad son manifestaciones muy variadas y pueden ser tanto físicos, como psicológicos o de conducta.

Los síntomas físicos como las taquicardias, las palpitaciones, la falta de aire, el sudor y la sensación de opresión en el pecho son los más comunes y fáciles de detectar. También hay personas que padecen alteraciones digestivas como náuseas, vómitos, nudo en el estómago u hormigueo.

Los pensamientos negativos, la depresión, las paranoias, la inquietud y el sentimiento de terror son sensaciones que también aparecen antes de un ataque de ansiedad. Cada caso es único y hay personas que tienen otros síntomas distintos a los comentados anteriormente. Hay casos en los que los tics nerviosos, el tartamudeo o el insomnio son síntomas de ansiedad.

 

Para saber exactamente si una persona padece trastorno de ansiedad, lo mejor es acudir a un especialista para que pueda diagnosticarlo. Si quieres ampliar tus conocimientos sobre las causas, los síntomas y los tratamientos de este trastorno, descubre nuestro Postgrado en Tratamiento e Intervención de la Ansiedad y Estrés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies