La pandemia y las adicciones

Nadie dice que sea fácil superar una adicción, pero tampoco es imposible. En este post hablaremos de las adicciones y te damos algunas pautas y consejos para hacer frente a ello. Sin duda, la incertidumbre, las prohibiciones y el confinamiento están afectando a la salud mental de muchas personas. El aburrimiento, la frustración y las emociones de tristeza son algunos de los motivos que pueden desarrollar una adicción o aumentar el riesgo de recaída.

Estamos ante una situación de amenaza en el deterioro de la salud mental, provocada por la pandemia actual del coronavirus. Según los expertos las consecuencias laborales y económicas, el cambio drástico del estilo de vida y el estrés por las restricciones impuestas en los últimos meses, están acentuando varios problemas psicológicos como las depresiones, los trastornos psicóticos y las adicciones.

Especialistas en Psicología y Salud Mental hablan de una crisis con un grave impacto psicológico. Ahora más que nunca, se necesitan profesionales que garanticen el bienestar de nuestra salud emocional, por ello, con la doble titulación del Máster en intervención psicológica en drogodependéncia + máster en educación social, incluido en el catálogo formativo de la Escuela, podrás especializarte en el ámbito donde se estudia en profundidad este tipo de trastornos y cómo ayudar a las personas a superarlos.

¿Cuándo se considera adicción?

Es una enfermedad psicoemocional del cerebro. Se considera adicción cuando se siente cierta dependencia hacia una sustancia o actividad. Existen distintos tipos de adicciones dentro de cada grupo de mayor o menor gravedad. Cualquier cosa puede transformarse en adicción cuando su ausencia provoca ansiedad, angustia o depresión.

Tipos de adicción:

Adicción a una sustancia: Esta situación se produce cuando un individuo depende de una sustancia o compuesto químico que le brinda un estado de satisfacción. Este componente llega al cerebro a través de la sangre y produce cambios en su forma de funcionar. Entre las más comunes destacan las adicciones a: Las drogas, la nicotina, el alcohol, la cafeína y los medicamentos

Adicción a una conducta: Es un tipo de adicción conductual, es decir, la dependencia sucede cuando una persona es adicta a alguna actividad o conducta que le genera un estado de bienestar. Puede tener consecuencias económicas, psicológicas y de salud. Entre las más comunes destacan las adicciones a: Los videojuegos, las nuevas tecnologías, las compras compulsivas, la ludopatía y la comida.

¿Cómo detectarla?

Según los expertos, los síntomas más comunes para detectar una adicción son los siguientes:

  • Ansiedad por la necesidad de consumo
  • Dependencia
  • Cambios de humor y altibajos emocionales constantes
  • Irritabilidad y enfado
  • Aislamiento y cambios en la relación del entorno
  • Falta de concentración
  • Irresponsabilidad y falta de control de los actos
  • Baja autoestima
  • Autoengaño

¿Qué puedes hacer? Consejos para superar una adicción

Para prevenir o superar una adición se recomienda trabajar estrategias de autocontrol que favorezcan calmar el estrés y fomentar hábitos saludables para competir contra las conductas adictivas.

Admitirlo y querer cambiarlo

El primer paso y más importante es reconocer y aceptar el problema, luego, querer y estar dispuesto a superar la adicción.

Gestionar el pensamiento

Reconocer la adicción y canalizar tus pensamientos negativos para dotarte de la fuerza suficiente y salir adelante. Debes ser critico contigo mismo y analizar cuáles son los motivos que te han llevado a caer en la adicción.

Pedir ayuda

Respáldate de profesionales, familiares o seres queridos que te aporten confianza. Contar con su apoyo te ayudara en los momentos de mayor debilidad. Ábrete a ellos, comparte y pregunta. Pídeles ayuda cuando te sea difícil controlar tus emociones o algo te preocupe.

Realizar un tratamiento psicológico

Busca ayuda de un profesional terapeuta que te guie en los pasos de rehabilitación y sigue sus indicaciones.

Evitar las tentaciones

Trata de alejarte de aquellos contextos o situaciones que no sean beneficiosos para ti.

Confiar en uno mismo

La confianza es la clave para la superación personal. Nadie dice que sea fácil y aunque puedas recaer, nunca debes olvidar que con fuerza de voluntad y ganas de todo se sale.

Establecer rutinas

Mantén rutinas flexibles, establece horarios que te proporcionen un orden diario y prioriza tu bienestar. También es importante estar activo y ocupado, por ello, haz ejercicio y practica las aficiones que más te gusten, te sentirás realizado y bien contigo mismo. De ese modo, podrás darte cuenta de que no necesitas nada más para ser feliz.