Abrimos nuestra red social preferida y, ¿qué vemos? Posiblemente, muchos «selfies». En efecto, actualmente vivimos en la era «selfie», un fenómeno social que los sociólogos catalogan como la expresión de una sociedad cada vez más individualista y narcisista. ¿Podemos decir que cada vez se presentan más casos de trastorno narcisista de la personalidad debido al uso de las redes sociales?

Lo cierto es que tal y como apuntan diferentes estudios, así es. En este post vamos a repasar las características de este trastorno i los rasgos que pueden presentar las personas con este tipo de desorden. Si quieres saber más sobre este tipo de conductas, fórmate con nuestro curso Auxiliar de Psiquiatría. Estudiarás en profundidad los diferentes tipos de trastornos y aprenderás a identificarlos.

¿Cómo se presentan los trastornos narcisistas de la personalidad?

Tal y como apunta el estudio llevado a cabo por la Universidad de Swansea (UK) y la Universidad de Milán, los selfies han cambiado nuestro modo de mostrarnos a los demás. Este hecho ha influido a que cada vez haya más personas presenten este tipo de trastorno. ¿Cómo se manifiesta?

Síntomas que identifican una actitud narcisista

La Asociación Americana de Psiquiatría ha elaborado un test que si la persona en cuestión presenta más de 5 de estos rasgos, posiblemente presenta este tipo de desorden.

  • Siente un protagonista e importante.
  • Tiene afán de un éxito fantástico.
  • Se siente único y mejor que los demás, y por eso, siente que debe moverse en un círculo social alto.
  • Necesita el reconocimiento de los demás por cada una de sus acciones.
  • Solo busca su beneficio.
  • Es poco empático.
  • Siente que los demás tienen envidia de él o ella.
  • Muestra una actitud altiva y arrogante.
  • Siente superioridad.

¿Qué causa un trastorno narcisista de la personalidad?

Tal y como apuntan los expertos, no hay una causa que provoque este tipo de desorden mental. Influyen muchos factores en el desarrollo de nuestra personalidad. Sin embargo, podemos relacionar ciertas circunstancias con la aparición de este tipo de conductas.

  • Una mala relación entre padres e hijos durante la niñez. Pero no debemos confundir una mala relación como una situación de maltrato. En este caso se da cuando hay un exceso de sobreprotección hacia el pequeño.
  • La genética, como en muchos trastornos mentales, también juega un papel importante. Si se tienen antecedentes familiares es más probable que aflore.
  • Una conexión física entre nuestro cerebro, conducta y pensamiento, lo cual atañe al campo de la neurobiología.