El cansancio es una respuesta normal ante la realización de esfuerzos fiscos, al estrés y a las alteraciones emocionales producidas por muchas de las preocupaciones que invaden nuestros pensamientos. Tener energía es vital para el cuerpo y la mente, y para un deportista es bueno tener en cuenta algunas prácticas sencillas y útiles para recuperarse y estar activo.

En el artículo de hoy veremos algunos consejos que pueden ayudarte a combatir el cansancio y mejorar tu forma física y bienestar psicológico de forma regular. Recuerda que, si te interesa el ámbito, puedes especializarte con nuestro Máster en Psicología del Deporte + Máster en Coaching Deportivo.

 

6 consejos para combatir el cansancio

 

Prueba beber más agua

La deshidratación provoca dolores de cabeza causando la aparición de fatiga. Para evitar la aparición de cansancio, beber agua es primordial. Hidratarse a menudo hace que el metabolismo se active y el cuerpo absorba los minerales necesarios para mantener la marcha precisa para funcionar correctamente.

 

Cuida tu alimentación

Si comes poco o mal el cuerpo se debilita. Por ello, aportar al cuerpo los nutrientes necesarios es una de las bases fundamentales para tener la suficiente energía y reducir el cansancio.

Lo mejor es asesorarse e implementar una dieta saludable, completa y rica, que esta sea adaptada a las necesidades personales, y permita proveer al cuerpo de los nutrientes esenciales garantizando el bienestar general.

 

Analiza tu descanso

El sueño es esencial para el cuerpo y el cerebro. Dormir es vital, sin embargo, no solamente importa las horas que uno duerme sino la calidad en que se descansa. Es importante dejar que el cuerpo recupere toda la energía para estar llenos de vitalidad.

Si durante el día lo necesitas, prueba por descansar con una siesta corta y luego actívate, sal a pasear, muévete o haz cualquier cosa que despeje tu mente. Verás como te levantas sin cansancio, con más energía y te concentras mejor.

 

Haz más ejercicio

Aunque suene contradictorio, es muy bueno hacer deporte de forma regular para activar al cuerpo con un gran aporte de energía.  El ejercicio físico aumenta el ritmo cardíaco y activa el metabolismo. Practica deportes y establecer una rutina de entrenamiento consiente, que te permitan tomar conciencia de tu propio cuerpo.

Así que ya lo sabes, si quieres combatir el cansancio, tienes que producir energía, y no hay mejor manera que haciendo deporte.

 

Regula tus niveles de estrés

El ritmo del día a día, combinar el trabajo con las obligaciones de la vida personal, llevar la casa, atender a la familia, etc… puede que acaben con uno dejándolo el día agotado y sin energía.

El cansancio es una sensación física y mental que experimentamos por los altos niveles de estrés, por ello, medir, tratar y regular los niveles de ansiedad y estrés es fundamental.

En ese caso, es importante liberar al cerebro de presiones innecesarias, no sobrecargarlo de estímulos, analizar las preocupaciones y relativizarlas. Aprender a conducir las sensaciones, priorizar las importantes y dejar pasar las que puedan ignorarse, para poder resolver efectivamente los problemas cotidianos sin cargar con mas trabajo del que se puede hacer.